Distensión o rotura fibrilar

Como corredores que somos (los korrikazaleak ¡también nos lesionamos!), sabemos que la distensión o rotura fibrilar es una lesión muy común entre nosotros y consiste en la rotura parcial o total de una o varias microfibrillas o fibras musculares.

Los músculos propensos a lesionarse son los que se utilizan con mayor intensidad

Se produce una elongación o tirón muscular provocado por un alargamiento brusco del músculo (superando sus capacidad fisiológica del momento). Si después de haber realizado ese movimiento brusco se continúa practicando la actividad, el tirón provocado anteriormente se podría agravar originando una rotura fibrilar, que dependiendo de su nivel de gravedad se pueden  clasificar en cuatro niveles.

Grado 0: una contractura,  contracción involuntaria de algunas fibras musculares, provocada por exigir al músculo un trabajo excesivo para el que está preparado.

Grado 1: La microrrotura fibrilar, rotura que se produce en un escaso número de fibras. Algunos estudios hablan de que es más frecuente que una rotura fibrilar o muscular y al ser una lesión menos grave su recuperación va a ser menos duradera. Los síntomas más comunes son el dolor y la incapacidad funcional.

Grado 2: En la rotura fibrilar, el número de fibras afectadas es mayor que en el grado 1 , pero sin llegar a la rotura total de músculo y se aprecia a través de ecografía y por el tacto algunos profesionales pueden detectarla.

Grado 3: rotura muscular, lo que se produce es una rotura total del músculo, esto conlleva que los plazos de recuperación se van a alargar, y en ciertas ocasiones puede llevar a tener un tratamiento quirúrgico.

Síntomas:

Es un dolor fuerte y repentino. Dependiendo del grado, hasta se puede apreciar, a través de la palpación, un pequeño escalón sobre el músculo afectado.

Prevención:

Suele ser sencillo evitar los riesgos para no sufrir esta lesión y es realizando un buen calentamiento, evitando movimientos bruscos y manteniendo un buen estado de hidratación.

Los estiramientos para mantener los músculos con un buen rango de movilidad, para que en caso de necesidad, esté preparado para una exigencia orgánica mayor.

Importante no llevar a la musculatura a una excesiva fatiga (el músculo pierde su respuesta) y respetar el reposo muscular, evitando así innecesarias sobrecargas.

Además hacer ejercicios para el fortalecimiento muscular de una forma proporcionada evitando las descompensaciones musculares (unos músculos más fuerte que otros).

Tratamiento:

Para roturas leves se aplicará frío durante las próximas 48 horas. No se debe inmovilizar y el tratamiento de fisioterapia debe comenzarse lo antes posible para evitar calcificaciones.

Tras un periodo de reposo de una semana se podrá empezar con actividad física moderada.

Para roturas graves es conveniente aplicar frío las posteriores 48 horas, un reposo de un mínimo de dos semanas aplicando masajes a partir de la primera semana y tratamiento fisioterapéutico para acortar el periodo de curación.

3v29n04-90434482fig3Hay una técnica denominada diatermia profunda o también llamada tercaterapia, que consiste en la recuperación de la lesión desde el interior. De esta manera provoca calor en los tejidos interiores (sin daño en los tejidos más superficiales).

Esta técnica provoca en el organismo procesos naturales y antinflamatorios, así recortamos los plazos de recuperación.

Te recomendamos llevar un tto. individualizado, ya que cada uno tenemos una respuesta orgánica diferente, para ello consulta un buen profesional y verás como el tiempo de recuperación de la distensión o rotura fibrilar es menor.

You may also like...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: