Tendinitis rotuliana

A lo largo de varias entradas iremos hablando de las lesiones más comunes dentro del mundo de los corredores y que esperamos que los korrikazales padezcan lo menos posible. En esta entrada hablaremos de la tendinitis rotuliana, que tanta guerra da y es una de las más comunes.

Primero vamos a definir que es la rótula, después la tendinitis rotuliana, los síntomas y luego como prevenirla para pasar a como tratarla en caso de padecerla.

Rótula es un término que procede del vocablo latino rotŭla, que hace referencia a una rueda de tamaño pequeño. El concepto se emplea para nombrar al hueso que se ubica en la parte anterior de la rodilla y que permite la articulación entre la tibia y el fémur.

Rótula

Con forma redondeada, este hueso que también se conoce como patela se ubica por delante del extremo inferior del fémur y forma parte del cuadriceps femoral ya que se halla vinculado a su tendón terminal.

Los expertos distinguen varios sectores o regiones en la rótula: este hueso tiene una base, dos bordes laterales, un apex (vértice), una cara posterior y una cara anterior. La estructura ósea permite incrementar la eficiencia del cuadriceps, centralizando sus fuerzas divergentes.

La tendinitis rotuliana es una inflamación del tendón rotuliano, el tejido que une la rótula a la tibia. Se produce principalmente por sobrecarga, movimientos repetidos que acaban causando irritación o daño. Debido al rebote que se produce cuando corremos y en mayor medida cuando se salta, el tendón acaba resintiéndose y pudiendo derivar en lesión.

Al principio sólo produce molestia y no llega a ser doloroso, pero puede acabar empeorando con el tiempo si no se toman las medidas adecuadas.

Síntomas

  • Molestia o dolor debajo de la rótula cuando corremos
  • Dolor al flexionar la rodilla (mientras estiramos, por ejemplo)

Prevenctendinitis-rotulianaión

  • Estiramiento diario del cuádriceps, músculos de la corva y de la pantorrilla
  • Acortar la zancada
  • No aterrizar con la pierna completamente recta o cerca de los 180º
  • Fortalecimiento del tren inferior, especialmente cuádriceps e isquiotibiales

Tratamiento

  • Evitar correr en pendientes negativas
  • Sustituir temporalmente la carrera a pie por bicicleta o elípticaAnterior (front) view of arthritic adult knee from below hip to lower leg showing the bones of leg ghosted within the skin including the femur, patella, tibia and fibula.  Osteophytes (bumps) and torn articular surfaces and indicative of osteoarthritis of the knee.
  • Reducción del kilometraje semanal si la afección no es muy grave
  • Colocación de hielo en la rodilla para aliviar el dolor y la inflamación (post-entrenamiento)
  • Uso de banda infrarrotuliana o banda Chopat
  • Fortalecimiento muscular (cuádriceps e isquiotibiales) con ejercicios que no provoquen rebote
  • Cirugía (sólo si el tendón rotuliano está gravemente dañado)

Ahora que conocemos algo más de la tendinitis rotuliana, esperamos que os cuidéis esas rodillas, tan necesarias en nuestro deporte.

You may also like...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: