MARATÓN SEVILLA 2020

odo empezó hace un año cuando mi hermano Mikel, korrikazale también, me animó para inscribirme en mi primera Maratón. El lugar para debutar en esta distancia tan especial fue Sevilla.

Después de una semana de muchos nervios, el viernes a la tarde cogemos el avión que nos lleva a la ciudad hispalense. Tenemos claro que queremos descansar lo máximo durante estos días para darlo todo el día de la carrera.

Aprovechamos el sábado para recoger el dorsal y disfrutar de la feria del corredor. Ese momento tan especial donde se mezclan la ilusión con los nervios.

Y llega el día. Ese momento que llevaba tanto tiempo esperando. Mi debut en la distancia de Filipides.

Nos levantamos sobre las 6 para desayunar tranquilos y preparar los últimos detalles.  Todavía ni ha amanecido y estamos ya en el guardarropa donde hemos quedado con Koldo para sacarnos la clásica foto de antes de la carrera. Y aquí  es donde quiero hacer mención especial a este Korrikazale. Desde que le comenté que debutaría en Sevilla, cada vez que tenía oportunidad me daba muchos consejos para disfrutar de la distancia que tantas veces ha corrido él (como todos los miembros de KZK que han corrido tantas maratones). A parte del gran mérito que tiene corriendo, ¡qué gran persona es! Uno de los descubrimientos desde que me uní a este gran grupo que es Korrikazaleak.

Después de calentar un poco y hacer la parada obligatoria por el baño entramos cada uno a nuestro cajón de salida. En este momento estoy solo y mi cabeza empieza a dar vueltas. ¿Dónde me he metido? ¿Seré capaz de hacer una distancia tan larga? ¿Habrá merecido la pena tanto sacrificio? Para quitarme esas preguntas, empiezo mi ritual de carreras. Miro mis pulseras que tienen mucho significado para mí, pongo el reloj en orden y estamos ya listos.

Suena ACDC y salimos tranquilos controlando el ritmo como me habían aconsejado tantas personas. Durante los primeros kilómetros adelanto a Arkaitz, compañero de Munabi y veo también a Koldo. Le saludo y sigo mi ritmo concentrado en no acelerar. Los primeros 10 km me los tomo muy tranquilos sabiendo que es una de las partes más “feas”.

Cuando volvemos al paseo de las Delicias, desde donde habíamos salido, empiezan las primeras emociones durante la carrera. Un pasillo de gente animando sin parar me ponen la piel de gallina y disfruto como un niño. Una vez pasado ese momento y estar más tranquilo me tomo un gel y sigo en la carrera con buenas sensaciones. Paso el km 15 con 2 minutos aproximado de margen para cumplor mi objetivo (3 horas 30) y al pasar la media veo que me he acelerado bastante y tengo de margen más de 3 minutos.  Ahí me empiezo a preguntar sí me he acelerado demasiado e intento adaptar un poco el ritmo.

Llegamos al km 30, tan temido por el famoso muro. Yo me encuentro relativamente bien pero empiezo a notar el cansancio. Y ahí me encuentro con otro corredor, de un pueblo cercano a Cádiz que me pregunta si es mi primera maratón. Me comenta que el también debuta en esta distancia y nos juntamos para ir animándonos. Me iba comentando: ahora vamos a pasar por el Sánchez Pizjuán (campo del Sevilla), después Benito Villamarin (estadio del Betis).

Ahí me vengo arriba por el ambiente que hay y el gáditano me avisa: ¡Aitor controla el ritmo que nos hemos puesto a 4:30! Y me rio de lo fácil que me caliento hasta en los entrenamientos.

Vamos llegando a la Plaza España y empiezo a dudar si voy a llegar vivo a los últimos km (estamos por el km 33 aprox). Cuando pasamos por ahí me animo con el ambiente que hay. Mi compañero me cojo de la mano y me dice ¡Aitor qué nos graba mi mujer! Pues nada a poner buena cara para el video y seguimos.

Y llega el km fatídico, el 35. Noto que mi cuerpo empieza a fallar y decido decirle a mi compañero improvisado que tire que yo voy a bajar el ritmo. Son momentos de mucho sufrimiento tanto físico como mental. Aunque con mucha rabia empiezo a andar algunos tramos que se me hacen eternos. Pensando que iba con bastante margen me empiezo a animar a mí mismo, diciendo ¡venga Aitor, baja un poco el ritmo y poco a poco a hacer los 6 km que quedan!

Pero se me hace un infierno. El calor aprieta, las piernas están muy cargadas. Con los ánimos de algún corredor que también había pinchado me dice venga va, 500 m juntos trotando que pica un poco para abajo. Me animo a ir con él y al final le dejo porque yo sigo corriendo y consigo no parar prácticamente más. Cabeza abajo, y poco a poco pasando los km. Pasamos por la Giralda, que ni me entero, y ya veo que el sueño va a llegar.

La gente animando y al ver que ya no quedaba nada, empiezo a correr algo más rápido y veo los arcos de meta. Un subidón que no lo puedo explicar, me da una energía extra para apretar los últimos 500 m.

Se me ha ido el objetivo por dos minutos y pico pero me da igual. El esfuerzo ha sido muy grande. Y la recompensa la veo enseguida. Veo a mi hermano Mikel, aquel al que le criticaba cuando empezó a correr y me enganchó a este deporte tan especial. Le doy un abrazo y me cuenta que él ha estado a punto de abandonar pero que al final ha seguido hasta el final. Mucha fuerza de voluntad hay que tener para salirse incluso del recorrido y volver para llegar a meta. Además, hace un tiempo de 3 hora 26 mejorando 5 minutos su primera maratón en Valencia.

Después de hidratarnos y comer algo, andamos un poco y vemos al Koldo. Nos fundimos los 3 en un abrazo. Nos cuenta con una sonrisa que ha hecho 3:45. Y vuelvo a pensar ¡ojalá llegar a su edad así! Nos vamos los 3 a grabar la medalla todavía con algunas dudas de los tiempos oficiales.  Y veo en el móvil entre muchos mensajes, que Iñigo ha hecho 3 horas 8 minutos sin entrenar específicamente para la prueba. ¡Menuda máquina de correr!

Después de recoger todo, nos hacemos la sesión de fotos para rememorar ese día tan especial y ya empezamos a pensar la próxima. Es increíble como durante la carrera sufres tanto y al de 10 minutos de terminarla, ya estás pensando en lo próximo que te espera.

Por Aitor Martínez

You may also like...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: