XV Maratón Martín Fiz Vitoria

Cuando suena el despertador ya llevo unos minutos “activado” y me levanto inmediatamente, hay muchas cosas que hacer en una mañana de maratón.
Esta preparación se me ha hecho un poco larga y ha habido algún “bache” por el camino, pero parece que ya están todos superados y se puede pelear por acercarse a esa marca de 2h45′. La última analítica indica que ya he recuperado los niveles correctos de hierro, aminoácidos y demás, los ritmos han salido en los entrenamientos, la última semana he descansado bien y la visita a la fisio me ha dejado las patas en perfecto estado, las 2 últimas noches he dormido como un león, y por si fuera poco parece que la previsión meteorológica mejora y no va a apretar el calor… así que a por ello!

Ritual habitual: desayuno fuerte, ducha fría en las patas, la ropa, último repaso a la bolsa, y a la calle, que he quedado con Josean. Hacemos una parada por el camino para recoger a Asier, y ya para Vitoria. En el peaje de la autopista recogemos a Isra. Hemos llegado con algo de retraso y él lleva ya un rato esperando, está con pantaloneta corta y camiseta corta y no tiene frío. Malo, malo, si no hace frío a esas horas…

Llegamos a Vitoria, aparcamos y vamos al sitio donde hemos quedado con gente de Foroatletismo y con Raúl, que venía por su cuenta. Llegamos y ahí están Iñaki y Rober, Pilar ya ha avisado por whatsapp que no iba a poder estar, y de Pedro no sabemos nada. Veo también un whatsapp de Raúl, que se le ha complicado el tema y que nos vemos en la salida. Un rato de charla, último paso por el baño de un bar, un par de fotos y a trotar un poco para calentar. Veo a Luis y a Toño y ya me quedo con ellos porque vamos a ir a los mismos ritmos, aunque ellos hacen la Media.

Foto pre-carrera con la gente de Foroatletismo

Vamos al cajón y ahí está Raúl. Charlamos un poco, estiro en el sitio, nos deseamos suerte y arrancamos. La salida es fluida, la calle es ancha y en ligera cuesta abajo, y parece que nos hemos puesto todos en el sitio adecuado porque no hay tapones ni tirones ni cambios bruscos de ritmo. En el primer km vemos a Imanol Loizaga. Cruzamos un par de frases, le pregunto a qué ritmo va a ir y me sorprende que me dice que va a pasar la Media en 1h28′ y “luego ya veremos”. Como entrena a populares, suponemos que va acompañando a alguno. Nos deseamos suerte y seguimos a nuestro ritmo.

Los dos primeros kms salen algo rápidos, 3:49 y 3:50, pero ya contaba con ello porque son un poco cuesta abajo. Los siguientes ya salen en 3:52 y 3:53, justo el ritmo que quiero clavar. Toño me da relevos pero Luis se ha quedado un poco atrás, de vez en cuando giro la cabeza y le veo, viene pegado, pero no debe de ir fino porque no pasa delante. Son kms cómodos, aún hace fresquito y vamos callejeando, protegidos del viento y con sombra. Primer 5k en 19:12, a 3:50. Primer avi, y ya levanto un poco el pie buscando ese ritmo de 3:53 de reloj que me dé 3:55 real.

En el siguiente 5k ya voy sólo, Luis y Toño se han descolgado definitivamente. Todavía vamos callejeando, no hace calor y el ritmo se lleva bien, aunque ya hemos pasado por alguna pequeña rampa. Nada serio, y además ya me había marcado Isra las “trampas”, pero es la prueba de que Vitoria no es tan llano como dicen (y desde luego no es Donosti, ni de lejos).
En el k9 o por ahí está la familia de Josean, me ven llegar y me animan.
Este segundo 5k sale a ritmo medio 3:53, ritmo objetivo clavado. Paso el 10k en 38:37 según el Garmin, creo recordar que el cartel lo pasé algunos segundos más tarde. La pulsera me marcaba que tenía que haber pasado en 39:10, así que llevo como medio minuto de “adelanto”.
Aquí tomo el primer gel y una pastilla de sales. No recuerdo sensación de calor todavía, ni de sufrir, pero he visto por ahí una foto que indica lo contrario: voy con cara de km 40 y me brilla la calva como si estuviéramos a 30º. No sé, sería ese momento puntual.

Km 10 y parece el 40…

 

Del siguiente 5k no recuerdo gran cosa. Sólo que en el k11 oí un grito “venga Juanlu!” desde un balcón, que me sorprendió bastante (la poca gente que conozco en Vitoria… estaban corriendo). Miré hacia arriba pero no vi a nadie, levanté el brazo con pulgar arriba y seguí corriendo. Luego me enteré de que era Josi (para la siguiente te quiero ver en el asfalto con las zapas puestas, eh!).
Dice el Garmin que hice ese bloque a ritmo medio 3:50, así que un pelín rápido. Todavía estábamos callejeando, nos librábamos del viento y teníamos sombra. Pasé por el k15 en 57:51 (por el cartel serían algunos segundos más, como siempre) y la pulsera “mandaba” 58:45, así que “colchón” de 1 minuto aproximadamente.

Aquí empieza la parte fea de este maratón. Se dividen las dos carreras y a los maratonianos nos sacan a una zona en las afueras: polígonos industriales, pabellones alejados de la carretera que no dan sombra ni protegen del viento, y además nos quedamos muy pocos corredores y sólo se ven algunos voluntarios, conos marcando el camino y poco más. Yo tengo un corredor delante, a la vista pero lejos, no le alcanzo.
No sé si es que justo en ese momento empieza a pegar más el calor, o que al salir de la protección del callejeo se nota más. También hace más viento y pasamos por más zonas de “subebaja”, lo que hace más dificil clavar un ritmo (el k17 por ejemplo sale en 3:47, y el k19 en 4:01). Toca poner el piloto automático, concentrarme en mantener un ritmo y no pensar. El corredor de delante sigue ahí, a la vista pero algo lejos. Me tienta arrear un poco más y “cazarle” para ir juntos, pero no me quiero cebar.
Este bloque, hasta el paso por la MM, sale a 3:53. Clavando el ritmo. Aquí segundo gel y otra pastilla de sales.
El paso por la MM no lo dice el Garmin, pero la pulsera decía 1h22’38” y pasé por el arco en 1h22’00”. Me acuerdo por ese tiempo “redondo” y muy poco alejado del objetivo, pensé que lo estaba haciendo bien, manteniendo ritmo más o menos constante y sin cebarme. Pero aquí empezó a estropearse todo.

Nada más pasar el arco de MM nos vuelven a juntar con los de la Media, que están en su km 16 o así. Ahí empieza el caos: he visto el vídeo de la carrera y justo cuando paso por el arco de Media y desaparezco del plano, se me oye gritar “¡Maratón DÓNDE!”. Había un caos de gente corriendo para todos lados, un voluntario me marca ir a la izquierda y otro me marca la derecha! Yo elijo la izquierda, pero resulta que no es por ahí. Me corrigen y vuelvo al recorrido correcto. No he perdido casi nada, unos pocos metros y unos pocos segundos, como cuando te vas desde el centro de la carretera al arcén a coger agua en un avi… pero ya me empiezo a poner nervioso.
El corredor que llevaba tantos kms delante mio está volviendo, porque se ha cruzado con dos corredores con dorsal de maratón a los que un voluntario les ha dicho que tenían que volver (¡¿?!). Al ver que yo no doy la vuelta se mosquea, se para y empieza a pegarle gritos a los voluntarios. Yo le digo que no se pare, que pregunte si quiere pero en carrera, que si no va a perder todo el ritmo. Un voluntario nos ve y nos dice que tiremos, que vamos bien. El otro corredor arranca como si acabase de sonar el pistoletazo de salida, en pocos metros me vuelve a recuperar toda la ventaja, no me da tiempo ni a decirle que si vamos juntos…
Total, que entre unas cosas y otras me he puesto nervioso. Además nos hemos vuelto a juntar con los de la Media y me pasa una cosa rara: tengo la impresión de ir demasiado rápido porque estoy pasando corredores como un avión, incluso me asusto y levanto un poco el pie… pero no es real, estoy pasando a gente que está en sus últimos kms de carrera y van a ritmos de 5’/km o más lentos, así que mi ritmo era bueno.
Este bloque 21-25 sale a 3:59, paso el k25 en 1h37’16” y la pulsera decía 1h37’55”, sigo ahí en esos treinta y pico segundos de margen.
Llego al avi del k25 y todos los voluntarios tienen vasos en la mano, pienso que son todos de isotónico y grito “¡AGUA!” y una voluntaria me levanta un vaso… No hay botellines!!! No lo cojo, pienso que no va a servir de nada porque me lo tiraré todo encima, ya beberé en el avi del k30.

En el bloque 25-30 me pasa de todo. Volvemos a quedarnos solos los maratonianos y otra vez zona de polígonos. Calor, viento, subebajas (¿quién dijo que Vitoria era llana?) y soledad. Un par de veces les tengo que pegar un grito a los voluntarios para que me indiquen por dónde tirar. En una rotonda el voluntario da paso a un camión enorme justo cuando iba a entrar yo, le tengo que poner la mano para pararle! Le echo una mirada asesina al voluntario y sigo.
Llego al avi del k30 y… ¡OTRA VEZ NO HAY BOTELLINES! ¡No puede ser! aquí ya se me va la cabeza definitivamente, me cojo un cabreo descomunal. No sólo no cojo el vaso, sino que con la mala hostia que llevo se me olvida tomarme el tercer gel (los geles que llevo se pueden tomar sin agua, entran bien) y la pastilla de sales, y ahí se me fue la carrera.
El corredor que llevaba delante está igual que yo: no cogió agua en el 25 y parece que no va a coger ahora tampoco… pero se para, vuelve, echa un juramento y coge un vaso. En ese momento yo tenía que haberle propuesto tirar juntos, pero sigo a mi ritmo y le dejo atrás. Como antes había pegado esa arrancada descomunal, pienso que “seguro que me vuelve a pasar, y ahí ya le diré algo”… pero no, no viene.
Ritmo del bloque 26-30: 3:55. Paso en k30 en 1h56’55” y la pulsera decía 1h57’30”, ahí siguen esos 30”.

En el bloque 31-35 se terminó de torcer todo. Ya de mala hostia, aburrido de tanta rotonda y de tantos kms sin ver a nadie, pasando calor… empiezo a notar los gemelos muy cargados y quedan kms todavía, si fuerzo de más voy a empezar con calambres seguro. Alcanzo a otro corredor, le pregunto cómo va y me dice: “No muy bien, a ver si puedo mantener ritmo 4:02 o 4:03 hasta meta”. Yo me empeño en mantener mi ritmo de 3:55, tiro y le dejo atrás. Igual si le hubiese esperado nos podríamos haber dado relevos y haber sacado algo más, a saber… El ritmo de este bloque sale a 4:00 clavados, con el km 33 a 4:12. Paso el k35 en 2h16’59” (el cartel sería más tarde, no recuerdo) y la pulsera decía 2h17’05”, así que me he comido toda la ventaja. En el avi del k35 hay otra vez botellines, bebo bien de agua y me tomo el tercer gel, pero ya estoy muy tocado de gemelos y por si fuera poco la cabeza ya no va y se me olvida la pastilla de sales.

A partir de aquí ya sólo pienso en no perder mucho y terminar ya de una vez. Aún estoy en tiempo de 2h45′ pero ya no tengo el ritmo y no voy bien, así que el objetivo ahora es no perder demasiado e intentar bajar de 2h48’19” para mmp. Pero eso es lo que dice la cabeza, las patas no están por la labor. Cuando peor lo estaba pasando, uno del público me anima diciéndome que aguante, que voy décimo. El puesto me la trae al pairo pero hombre, un décimo puesto es goloso y me da otra motivación para seguir tirando. Miro atrás y no viene nadie, así que hago un último esfuerzo. Un rato después me dicen que voy “el trece”, pero no me ha pasado nadie ni yo he pasado a nadie, así que alguien ha contado mal…
Bloque 36-40 a ritmo medio 4:14, no me dan las patas para más. Paso el km 40 en 2h38’10” según el Garmin, pero sí recuerdo que a esas alturas de carrera había ya mucho desfase entre el pitido del reloj y el paso por el cartel, fácil un minuto más. La pulsera “mandaba” 2h36’40” pero eso lo veo ahora, a esas alturas ya ni la miraba. Cojo agua en el avi pero ya ni gel ni pastilla de sales ni fruta ni nada, para qué…

La rampa del km 40 ya me la había marcado Isra, estaba avisado, pero cuando la vi se me cayó el alma a los pies. Es cortita pero dura, muy dura, y a esas alturas de carrera te remata. El km 41 se me va a 4:26.
Últimos callejeos, la gente anima bastante aquí porque ven que ya vas en las últimas. En la última curva antes de la recta de meta, el reloj me marca 2h48’19”, justo mi mmp. Adiós a la marca y aún quedan los famosos 195 metros, así que me relajo. El sub2h50′ está hecho, no hay nadie por delante ni por detrás… no hay objetivos y la gente (y también el speaker) está animando a rabiar, toca disfrutar. Busco a la familia pero no les veo, me pega un grito Isra, le choco la mano y entro en meta: 2h49’26”, luego en las clasificaciones me dan 2h49’18” oficial. Cojo agua, la medalla y me pongo a estirar un poco. Llega poco después el corredor que tuve tantos kms por delante, charlamos un rato y nos hacemos foto juntos “por lo que hemos sufrido”. Se llama Pedro, quedó primer Veterano D, tiene 2h42′ de mmp y venía a Vitoria a por marca, pero… “hoy no era el día” (si no escuché y dije esta frase 100 veces, por ahí anduvo). Ahí comentamos que igual teníamos que haber tirado juntos esa parte final, nunca sabes…

Después de la batalla

Luego estoy un rato charlando con gente conocida, algunos que han hecho la Media y están por allí animando, otros maratonianos que van llegando a meta. En general el comentario de casi todos es ese, que “hoy no era el día” y que el calor y el viento han hecho pupa.

Llega Josean, que ha hecho un carrerón. Debut en maratón de asfalto, con pocas tiradas largas y poco tiempo para entrenar, con 4 horas de sueño la noche anterior y trancazo de los gordos, y el día que hizo… y marca 3h32′. Me quito el sombrero.
Pero Raúl no llega, iba buscando 3h10′ y no llega… es la otra cara de la moneda: calambres de los gordos desde el k30, se deja una minutada y entra en 3h40′. Y es que al maratón tú puedes llegar con todos los deberes hechos y un específico perfecto, y aún así él tiene la última palabra.

Post carrera con Korrikazaleak

 

Llega la familia, vamos a la plaza a coger algo sólido, me ve Luis y me dice que ya hay clasificaciones y que estoy el 13, y primero de mi categoría. Me quedo al podio… pero hoy no hay podio por categorías. ¡Si es que nunca acierto!

Aprovecho que anda Fiz por allí y me hago foto con él, me mira todo asustado y me dice “jodé cuánto has sudao!” (tengo unos regueros gordos de sal por la cara)

Foto con el mito

 

Y de ahí ya a la ducha y a reponer fuerzas con algunos foreros, que bien nos lo habíamos ganado!

Reponiendo fuerzas

You may also like...

1 Response

  1. manuel antonio sanchez ocaña dice:

    Enhorabuena yo termine mucho peor

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
A %d blogueros les gusta esto: