Los corredores… también somos humanos

ccccccccccccEste mes de septiembre es para muchos un mes de propósitos, entre ellos el de empezar a correr … ¡enhorabuena! Está claro que este deporte que habéis/ hemos elegido requiere de una fuerza de voluntad, constancia, esfuerzo y de un hábito que para muchos equivale a que somos una especie aparte, pero …  los corredores también somos humanos.

Y nos referimos a que tenemos mismas emociones que el resto y que sentimos pereza y desgana antes de salir a correr en más de una ocasión y de dos (por decirlo de alguna manera); sentimos parecido a todos los que nos dicen que para hacer lo que hacemos hace falta una fuerza de voluntad que ellos no tienen.

¡»Pamplinas»! Hace más quien quiere que quien puede.ccccccccccc

Porque está claro que en la mayoría de los casos… no se quiere.

A no ser que sea que algo físico lo impida, la posibilidad de salir a correr está ahí para todo el mundo; no hace falta ni las últimas zapatillas del mercado ni la camiseta a juego, eso sí, la motivación de hacerlo es quizás lo que nos diferencia.

Dejando aparte las grandes pretensiones que para algunos pueden llegar a ser realidades con mucho entrenamiento, esfuerzo y sacrificio, para el resto,correr se nos antoja una forma de entender la vida compatible con familia, amigos, ocio y trabajo.

No descubrimos el mundo si decimos que a nivel físico hacer un maratón no es lo mismo que hacer medio o que 10km; cada distancia tiene su exigencia en formalidad y de continuidad en los entrenamientos, pero al margen de apuntarse a retos como ese tipo de carreras, existe la posibilidad de salir a correr por nada o simplemente por hacer algo.

Los que corremos de forma regular porque nos gusta, lo hacemos por un beneficio personal y este puede ser de muchos tipos; desde superarse uno mismo en cada carrera a la que nos inscribimos (siendo a su vez esta la que nos estimula a entrenar), hasta sentirse libre y desestresado de los sucesos cotidianos.ccccccccccccccccccc

Dentro de los korrikazaleak, el abanico de motivación personal es muy diferente y todo muy válido. Algunos logran que nuestro club destaque dentro de las diferentes carreras tanto de asfalto como de monte, otros consiguen hacer equipo aunque sus puestos no sean tan relevantes y otros crean un clima de cordialidad y buen ambiente que nos hace encontrarnos cómodos y bien, sabiéndonos arropados entre nosotros. Detrás de este club, estamos las personas que lo hacemos, cada una con sus circunstancias y sus proyectos deportivos, a la vez, aunando entrenamientos, motivaciones y el proyecto conjunto del club.

Nos contamos nuestros progresos y nuestras perspectivas, nuestras pequeñas lesiones y nuestro parones de entrenar por alguna enfermedad, nuestras madrugadas porque es el único momento que se puede sacar al día para un entreno, los mediodías asfixiantes del verano entrenando, el bebé que no deja dormir y se está cansado, las horas de trabajo demás que te quitan de entrenar el tiempo que tenía planeado, ….

Por todo lo anterior y aún siendo conscientes y sintiendo que los beneficios de correr son muchos y diversos, también se puede oír entre nosotros «puf, hoy me ha costado arrancar» «en el km 3 he estado a punto de volverme a casa» «las series de hoy miedo me dan» «con este calor paso de salir a correr al mediodía, lo haré a la noche» «cualquiera sale a correr con la que cae» «Esto esta fatal de temperatura… Yo iré a última hora a dar un trote suave» «Pues mañana salgo si o si a la mañana, me toca tirada larga así que cantar para que llueva» «Que calor, ya veré si me apunto» «Me mata el calor!!!!!  Hoy tan solo 8km y no podia con la vida»,… etc, etc, etc, seguimos recordando que los corredores… también somos humanos.

La capacidad de salircc de la zona de confort la tenemos todos, los que corremos y los que no; utilizar esa capacidad es una elección personal, ni mejor ni peor, tan solo una elección de la que nos tenemos que hacer cargo y no tirar balones fuera diciendo que «yo no soy capaz» o «que suerte tienes tú que puedes» o «yo no tengo esa fuerza de voluntad».

Oír decir «no quiero invertir tiempo y esfuerzo en correr» es mucho más justo y responsable que hacerse la víctima pensando que uno no puede porque alguna fuerza externa lo impide. Buscar un para qué puede ayudar a encontrar el cómo y también el dejar de poner excusas banales para no empezar y continuar corriendo o haciendo cualquier otra actividad en la vida (dejar de fumar, comer de manera más sana, dedicar tiempo a la familia, ir a visitar a los padres, …)

Sobre este tema de la motivación personal que nos lleva a hacer o no algo que nos da una calidad de vida emocional o física, podríamos debatir durante mucho tiempo, así que tan solo dejaremos como reflexión que para nosotros también supone un esfuerzo ser constantes porque aunque muchos prefieran vernos como «suertudos» por tener constancia y capacidad de acción para el deporte, los corredores también somos humanos, eso sí, humanos que prefieren controlar su vida a que se la controlen las rutinas, las desidias, las perezas, las costumbres, los miedos, ……….

Pequeños retazos sobre como fomentar la fuerza de voluntad:

http://helenaariaspsicologa.com/fuerza-de-voluntad/

http://www.conversandoenpositivo.cl/portal/index.php?option=com_content&view=article&id=1448:desarrolla-tu-fuerza-de-voluntad&catid=42:desarrollo-personal&Itemid=104

http://miblog.mercedesmedinat.com/esa-fuerza-la-voluntad/

http://blog.fuertehoteles.com/salud-belleza/10-consejos-para-mejorar-tu-fuerza-de-voluntad/

You may also like...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: