La familia Korrikazale

Eguzkia goi-goian geneukala hasiera eman genion atzokoan klubeko egunari. Gutxi gora behera denok bildu giñen mahaiaren inguruan, Raul handiak prestau zigun paella galantaz gozatzera. Zorionak Raul, ardo ona bezala, denboran hobera zoaz.

Sendia bilakatzen hasia den hau, kimu berriek etorkizuna badagoela adierazten digute. Eskertzekoa Villak eta Garazik dakarzkiguten haize berriak, poztasunez betetzen bait dute kluebeko giroa. Utzi gaituztenak kontuan izanik, bazkaltzen hasi giñen Arraitzeko txokoan.

Bazkal ostean, umekerietan ibili giñen baloi batzuekin. Eguzkiaren joan etorriarekin, gustora sentitu giñen denok bata bestearekin. Lasitasunez betetzen gaitu, mahai baten inguruan elkartzeko jarraitzen dugula gai izaten. Denboraldi berri hauetan, non okertasunak zuzentzen gabiltzan, makina bat arrazoi bilatzen gabiltza orbainak osatu eta aurrera begiratzeko.

Eguraldia gaixotu dugun honetan, argizpiek, eguzkiarengandin datozkigunak, aurpegiak argitu zizkiguten eta udako denboraldiari emateko, denok elkartzeko aitzakia izanik, beste gehiagorik ez da behar.

Beste abagune bat arte.

 wpid-img-20160502-wa0001.jpg

Ayer, un año más, nos reunimos en el txoko de Arraitz para disfrutar de nuestras compañías. Con chef de primera línea y un servicio de calidad suprema, disfrutamos tod@s de una agradable velada, acompañad@s de las risueñas nuevas generaciones y con la inestimable compañía, de las ganas de estar siempre a gusto entre nosotr@s.

Hay que decir también, que es muy esperanzador sentarse a una mesa donde todo está bien preparado y ante lo que es imposible no ceder a las estrictas normas culinarias que nos marcan nuestras ansias de superar el crono. Por un día, mereció la pena no hacer caso a los consejos del Nutri y disfrutar, sin freno, de la exuberancia de una mesa debidamente puesta.

Dejando a un lado, por unas horas, nuestra búsqueda de retos deportivos, nos centramos en disfrutar de la compañía de un@s y otras. Tod@s dimos por bueno lo que se nos estaba presentando, aun cuando no siempre las presentaciones sean siempre asumidas. Un buen café y un gran postre, salida de las manos de nuestra tremenda repostera-futbolera, nos hizo bolar nuestra imaginación a un, los dulces no engordan pero la realidad nos puso en el suelo, cuando a la noche nos fuimos a la cama sin poder disfrutar de la cena.

Tiempos siesos en actitudes alegres y dispuestas a disfrutar de los juegos y balones en los jardines del txoko donde todo fue paz y armonía. Que nunca ha dejado de ser válida.

Terminamos el día entre abrazos y besos. Tod@s content@s porque la paella y grandezas varías nos habían hecho olvidar, por un momento, las travesuras del patio. Pero los juegos son así, de revueltos y divertidos. Lo importante es que estuvimos felices y content@s; disfrutamos de nuestras increíbles compañías y reímos como niñ@s ante interminables juegos, sin tiempo que nos diga basta y serenos y tranquilos porque un nunca más pasará, nos ha prometido alegría y diversión eterna.

Ser korrikazale, solo se entiende siéndolo.

You may also like...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: