El descanso del corredor

Deberíamos empezar por aplicar un concepto integrador al matiz que se le da a lo que es el descanso del corredor, para poder darle la importancia que tiene al hecho de descansar.

Desarrollando esta idea, es simplemente integrar el descanso en el entrenamiento, es decir, el descanso del corredor también es entrenamiento, no es algo ajeno a él. Si entreno para mejorar, también debo descansar para mejorar.

Este punto que parece tan simple de entender, en muchas ocasiones nos lo saltamos a la torera porque el cuerpo nos pide correr, la mente nos pide correr y nuestro ímpetu nos pide correr. Pues bien, es un error correr los días que hay que descansar. El control de la situación la debemos manejar con el sentido común y si no es suficiente, con lo que está demostrado a nivel científico que es una realidad: no descansar impide mejorar a nivel orgánico y por lo tanto en nuestras metas.

Quizás no te has puesto a pensar cuales son los beneficios del descanso, así que vamos a enumerarte unos cuantos, tanto a nivel físico (partiendo de a nivel celular) como a nivel mental.

No creo que nos suene a chino el hecho de que durante el esfuerzo físico se producen microroturas  y que para que se reconstruyan creando una funcionalidad y resistencia mejor y mayor al organismo ( http://www.korrikazaleak.com/la-sobrecompensacion/ ), el periodo de descanso es imprescindible (como cuando te haces una herida y tiene que cicatrizar). Muy importante curar heridas ¿no os parece?

Si tu depósito de gasolina tiene una pequeña rotura por la que se escapa la gasolina, lo llevas a reparar ¿verdad? en este caso te pueden dar coche de cortesía, pero tu coche se queda arreglando. Por suerte o por desgracia, no tenemos cuerpo de cortesía y como no lo dejemos reparar, traerá más consecuencias.

Vamos a seguir añadiendo ventajas del descanso que quizás sepamos pero no damos importancia.

Un concepto que puede ser más novedoso; el cuerpo se tiene que recuperar a nivel sanguíneo, ya que cuando se hace deporte con cierto grado de intensidad, produce sustancias de desecho por el incremento metabólico (metabolitos de desechos-ácido láctico). A esto añadimos que la hemoglobina necesita reconstruirse porque se rompe con los impactos y esto solo sucede durante el descanso, además de que se ven alterados los depósitos de ferritina, al margen de tener unos buenos valores en las analíticas en cuanto a hematocritos y hemoglobina (no descansar lo suficiente favorece tener anemia).

Creo que empezamos a sumar razones importantes para descansar, ya que reparar microroturas, eliminar desechos, recomponer el medio de transporte de oxigeno (hemoglobina) que es el que produce la combustión energética y tener bien los depósitos de ferritina,  son argumentos suficientes, pero es que encima, no son los únicos.

Ahora podemos hablar de los órganos internos, porque lo evidente son los huesos, músculos, tendones, ligamentos y articulaciones, dejando olvidado que también trabajan y se pueden agotar el hígado, pulmones, corazón, riñones, estómago e intestinos.

Si forzamos los pulmones se irritan y con el descanso esta irritación disminuye dejando paso a la adaptación para que en el intercambio de gases sean más efectivos y consiguiendo una mayor capacidad respiratoria. Parecido le pasa al corazón, que multiplica su nº de contracciones para mandar el oxígeno necesario a los músculos y que si no se descansa como necesita, subirá las pulsaciones en estado de reposo, algo que contradice lo que queremos conseguir, que es que con menos latidos bombee la sangre necesaria para ese intercambio de oxígeno.

El hígado es el químico del cuerpo, transforma las sustancias que el cuerpo produce en la combustión metabólica y de él depende que la glucosa alimente al cerebro, además también tiene depósitos de glucógeno (menos que los músculos) que debe rellenar durante el descanso. Y si el hígado el es químico, los riñones son las depuradoras que tienen que limpiar a destajo los productos de deshecho de la sangre, por lo que está claro que necesitan un descanso para no fatigarse y colapsarse.

Nos quedan como órganos internos el estómago y los intestinos,que sufren porque la sangre se necesita, en gran medida, para los músculos de las piernas (los más grandes del cuerpo). Seguramente estos colapsos que se provocan por la falta de sangre en esto órganos, nos pueden producir si no descansamos, una malnutrición al no poder cumplir con su misión.

Y vamos con lo que más conocemos, músculos; aparte de las mencionadas microroturas que hay que reparar, al correr vaciamos los depósitos de glucógeno, que es lo que nos hace encontrarnos lentos y sin fuerzas. Poco añadiremos a esto, solo que si no los rellenamos durante el descanso, poco podremos dar de sí en el siguiente entrenamiento.

A los huesos les pasa a nivel celular lo mismo que a los músculos, sufren con cada impacto una reorganización y necesitan del descanso para recuperarse y fortalecerse para aguantar de nuevo los impactos en la siguiente sesión de entrenamiento.

Los ligamentos sufren en este deporte que es correr menos que en otros, ya que no hay tantos movimientos repentinos y bruscos, pero eso si, al repetirse el mismo tantas veces acaban degenerando si no descansan lo suficiente.

Los que si sufren de verdad son los tendones y las articulaciones, los primeros al ser los anclajes entre huesos y músculos y las segundas por ser las bisagras del cuerpo (el sobreuso provoca inflamaciones y degeneración).

 

Visto el trabajo que hacemos llevar al cuerpo, hay que programar el descanso no solo de una manera inmediata, también durante toda la temporada, con periodos de recuperación mayores tras grandes esfuerzos.

 

 

 

BENEFICIOS MENTALES:

1)      El descanso supone una relajación extra al organismo que posibilita la óptima recuperación física.

2)      Cuando hacemos ejercicio se activa el sistema nervioso simpático, mientras que cuando descansamos se activa el sistema nervioso parasimpático, imprescindible para la correcta recuperación y adaptación orgánica.

3)      Si estamos activados a todas horas y todos los días, el “chute” de endorfinas (droga natural que segrega el cuerpo al terminar de correr) ya no va a tener el mismo efecto por lo que no vamos a disfrutar tanto de la actividad.

4)      Permite analizar el trabajo realizado y comparar la correcta evolución en el entrenamiento. Si entramos en una dinámica de entrenar siempre y todos los días, lo más fácil es que nos cueste realizar una correcta progresión.

5)      Psicológicamente nos preparará para futuros entrenamientos, pues el haber descansado nos genera un ligero estrés que nos hace “comer el mundo” en el siguiente entreno. A veces ocurre lo contrario y es que después del descanso estamos desactivados y nos cuesta empezar pero luego veremos que podemos entrenar mejor.

6)      Sirve para desconectar momentáneamente del running para así poder disfrutar más de este deporte los días que entrenemos, y por tanto la calidad de los entrenamientos se verá favorecida.

7)      Descansar adecuadamente implica tener un sueño más placentero. El “machaca” que nunca descansa tiene alterados sus ciclos de sueño y vigilia, lo que hace que vea mermado su rendimiento.

8)      Normalmente es en el descanso cuando más se disfruta de la actividad de correr, pues se analizan las hazañas realizadas en los entrenamientos, además de disfrutar de esa sensación de satisfacción y realización personal.

 

COMO DESCANSAR? – TIPOS DE DESCANSOS EN EL ENTRENAMIENTO DEL CORREDOR:

Hay muchas formas de descansar, y todas ellas las vamos a encuadrar en dos grandes grupos:

Cualquiera de los dos tipos de descanso son importantes y ambos se complementan en la recuperación de cuerpo y mente.

 

 

You may also like...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: