Donostiara/Donostiatik

(más abajo me entenderéis)

Donostian korrikan egitea, etxean korrikan egitea bilakatzen hasia da. Nire emaitzarik gozoenak hiri eder honetan eskuratzen hasia ditut eta etorriko direnak.

Egun zoragarria!! Bero larregi nire gustorako baina ez daukagu aurkakorik ezer esateko eskubiderik. Goizeko 9etan etxetik irten eta txiri-txiri Boulevard alderantza abiatu naiz. Itsasadarra inoiz baino lirainago iruditu zait, goizaldeko ahizeak egun epela egingo zuela pentsarazi nau baina, goiza aurrera joan ahala, beroa denaren jabe egin da.Hasi naiz korrikan…inorekin kolpeak ekiditzeko, astiro hasi behar baina berehala zabaldu dira bideak eta mantsoago doazenak hasiak dira atzean geratzen. Nire erbia pixkanaka badoa urruntzen baina horrek ez nau kikiltzen, ni neurera…Kilometroak eta minutuak pasatzearekin batera, hasia naiz ni ere berotzen eta astiro, erbiatik gero eta urbilago banoa aurkitzen. Lasterketa erdian nago eta hankek aurrera ezin dutela esaten didate.Bai zera, aurrera!!!! Jada erbiarekin bat egina nago eta multzo handitxu baten barruan, bagoaz erdi maratoia irensten. Gero eta korrikalari gehiago gaude atzean usten eta nire hankek ,jakinda beste aukerarik ez dutela, badoaz abiadura hartzen. Baina erbi madariktua ere badoa gorantza eta ez dago pasatzerik. Hasiera batean pentsatua izan dut Ondarreta hondartza pasata dagoen tunelean, erbia atzean ustea baina bai zera!!! Beragaitik urbil mantentzea, bada nahikoa saria. Azken kilometrotan, ai!!! gela ahastu zait etxean, indarrak ahultzen doaz baina gogoa indartsu dabil eta ez, ez dut amore emateko asmorik. Multzoa desagertu da eta korrikalari batzuk baino ezkaude erbiatik hurbil. Kursaala begi bistan dugularik, hasiak dira galderak nire buruan agertzen:”zer egiten dut hemen?” Baina ez, ez noa gelditzen…Ikuslegoaren ohiuek eta algarek indar berritzen naute. Erbia jada urruntxo dago baina ni, aurrera buru-belarri helmuga pasatu arte…Han urrutira erlojua ikusten da 1:29:00, berotzen naiz eta ez dakit nondik, indar berriak aurkitzen ditut…Badirudi bihotza ahotik irtengo zaidala, ai ene!!!…Erlojuak lortu dudala esaten dit, sekulako besarkada emanda. Lortu duzu motel, harro nago zutaz!!!

No sé lo que me da más placer: hacer el amor con una mujer hipermegasuper atractiva o batir mis marcas…Está claro, después de la paliza de hoy, esa preciosidad tendrá que encontrar acomodo en mi agenda porque hoy, el depósito ha quedado vacío…

Donostia se está convirtiendo en: jugar en casa. Como corredor en ningún sitio he hecho más carreras que aquí y como remero, en ningún sitio he hecho más regatas que entre estas aguas. Sí confirmado, Donostia es jugar en casa.

No se puede quedar con la familia el día anterior a un medio maratón, todo eso de pasta, arroz, verdurita y estas cosas tan sanas para cenar, pasan a segundo plano. Las patatas bravas, croquetas…grasaza traicionera, vamos…se apoderan del menú de uno. Para tranquilizar mi conciencia, me meto una platazo de pasta con tomate entre pecho y espalda. No hay que dar razones a esa vocecita perra que al día siguiente te dice:” si no hubieras cenado ayer así…” Nada, que la cena no ha podido ser excusa.

El sol nos saluda con fuerza y me levanto de la cama dando tres saltos mortales seguidos. Visita al baño, no vaya a ser que se compliquen las cosas en la carrera; pedos de turno, nada de trucos ,quiero que el triunfo sea mío sin tener que utilizar tretas varias y como no…desayuno a lo Obelix que la empresa se lo merece. Después de despedirme de la family. Hay que decirlo, me prestan una cama, una cena de champions y la posibilidad de evitar el madrugón padre. Sí, se merecían un poco de charlagradecimiento. Me cojo el Urumea al hombro y hacia el ayunta, que es allí donde comenzaré a dejar los izerdis por el camino. La mañana de fábula: fresquito, solazo, paraje espectacular…Estos barrios de Bilbao son la leche!!! Llego a la zona de la carrera. Decathlon y forum sport han hecho su agosto, sin duda. Todo el mundo calentando y preparándose para el evento. Esto de que las mujeres aumenten en número es una gazoda, no sé quién es la más preciosa de todas. A lo que estamos…Echo la…del miedo y para la meta. Una vez localizada la liebre, preparo el reloj y….ya estamos en marcha…desaparecen todos los nervios y a por todas…Parezco Martín Fiz en Gasteiz, las piernas van solas…¡¡¡Ay qué ingenuo soy!!!…Nada, que pasan las calles, pasan l@s que nos animan y las agujas del reloj avanzan en su paseo. Poco a poco voy tomándole el pulso a esto, mientras los kilómetros van quedando atrás…Es aquí cuando se agradecen todas las horas de entreno y piruetas circenses con la agenda, mi cuerpo va respondiendo a los sinsabores de la carrera. La Bella Easo nos anima y seduce con sus cántos, la brisa del mar nos refresca y nos salva de la dictadura atroz del sol. Mi batalla personal con la liebre sigue su curso, a veces muy cerca otras no tanto…Pero poco a poco, van consumiéndose los metros y l@s corredor@s. Del grupo del principio, solo quedamos unos cuantos y ya no hay tiempo para miramientos, el Kursaal nos mira de reojo mientras está disfrutando del agradable domingo contándole películas a La Concha para que le pase el número de su móvil y nosotr@s inmersos en nuestra particular batalla contra todos los elementos. La meta nos acoge cual padre al hijo pródigo…Ya no hay tiempo para más. No tengo fuerzas ni para celebrar que ha caído el 1:30, necesito recuperar la mejor versión de mí mismo. Una barrita y un huesito, no repone todo lo que he dejado por el camino…pero a decir verdad no me entra otra cosa. Finalizo la mañana con un menúrompiendotodaslasnormas y después de una monacal siesta, me vuelvo para los Bilbos. Definitivamente, correr en Donosti es correr en casa.

You may also like...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: