Cronica Raultra – Maraton de Donosti

Porque siempre no se consigue ¿o si?
   No acostumbro a ir a muchas carreras, esto del correr hay que compaginarlo con la familia y el resto de aficiones y como todo no puede ser pues a parte de una media maratón en Bilbo la BKT (8 etapas) y alguna suelta por ahí, el Maratón de Donosti era mi mayor objetivo para este año.
   El Año pasado conseguí bajar mi marca de 3H33 dejándola en 3H26, aunque no fue lo deseado y este año me he plantado de nuevo en Donosti con el trabajo bien hecho y dispuesto a pulverizar todos mis registros. 3H10 era mi intención, aunque en mi foro interno un 3H15 también era un buen resultado y hasta un 3h20.
   Venia machacando desde hace mas de 4 meses el ritmo de 4`30 y lo tenía muy bien controlado, me salia solo, cuando salia a correr ahí estaba, clavado, sin esfuerzo, hice varias tiradas de mas de 26k, algunas que pasaron de 30k e incluso varias de 35k, todo estaba controlado, todo estaba hecho.
   Para comprobar que mi corazón podía soportar todo este trabajo me hice una prueba de esfuerzo a principios de septiembre y de las caras, de las que te miran el lactato. El medico deportivo me dio su visto bueno e incluso vaticinó que lo conseguiría que tenia muy buena respuesta al esfuerzo prolongado.
   Llegado el dia, Iker, Juanlu y yo para Donosti que nos fuimos. El día perfecto, buena temperatura, nada de viento, ¿que mas se podía pedir? Pum, pistoletazo, en el km 0´2 ya tenia el ritmo cogido 4´30 y en el 2 y 4 y 8… y así hasta el 29, sin cansancio, todo iba bien, todo excepto unas molestias en la rodilla izquierda que en el 19k se pasaron, iba comiendo, bebiendo, tome sales cada 10k, todo perfecto, pero en el 30k note que el ritmo costaba sacarlo. No le di mucha importancia, me dije «bueno pues lo hacemos a partir de ahora a 4´40» y así hice, pero en el 33 volví a notar que ya el 4´40 tampoco salia y me iba al 4´50 o al 5… ¡Ene! ¿que pasa aquí? ¿se ha acabado la gasolina? mantuve la calma y me dije, «venga Raúl, toca sufrir» desde el 37 hasta el 42 solo hay 5k y 5k no es nada, todavía puedes hacer un 3H12…
    Pero si, 5k puede ser un mundo y sobretodo cuando un calambre en la pierna derecha te deja la pata mas recta que una cachaba. Tocaba parar y estirar… seguimos la marcha y zas, ahora era la izquierda… mas estiramientos y cambio de objetivos, el 3h15 o 3h20 ya era imposible, solo me quedaba un objetivo, bajar el tiempo del año anterior, había que hacer 4 km y llegar antes que el 3H26 del anterior año. He conseguido parar el crono en 3H25.
   Las sensaciones malas, ¿para que me voy a engañar? digan lo que digan mi objetivo era 3H10 o 3H15 pero no 3H25! claro que al final mirando el Strava observo que corriendo he estado durante 3H15 minutos y que en ese tiempo he hecho 42k aun con calambres durante 5k y no forzando mas para que los calambres no me volvieran a parar.
   El maratón nos pone a todos en su sitio, el manda, el sentencia y a nosotros nos deja la posibilidad de volverlo a disputar para decirle que yo quiero ser sub 3H10. Anoeta no me verá con un 3H10 pero si Donosti y su mas que querida afición, inmejorable.
Por Raúl Campo

 

You may also like...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: