Crónica Apuko Igoera 2020

Ayer domingo nos desplazamos un buen número de integrantes de KORRIKAZALEAK (Aingeru, Jonathan, Ander, Iker, Pablo, Sébastien, Lavega, Ivan, Ander y Rober)  a la localidad de Zaramillo para afrontar pasadas  las  10:30 de la mañana la XIII Apuko Igoera Mendi Lasterketa. 23 kms + 1100mts en una carrera de Trail donde el mayor desnivel positivo lo acumulas en los primeros kilómetros con esas durísimas rampas de asfalto que te llevan a los pies del Eretza.
Apuko Igoera es una carrera que agota muy pronto el cupo de inscripciones y en parte es debido a una organización de diez que trata con mucho mimo todos los detalles. Aunar a 527 corredores de Trail junto a  130 corredores de la modalidad de Btt no es tarea fácil pero cuando tienes a una localidad que se vuelca con el deporte el éxito siempre está garantizado y esta carrera es un claro ejemplo.
A las 9 de la mañana quedamos en Zaramillo  Jonathan, Aingeru y yo para aparcar, coger los dorsales y tomar un café mientras charlamos del que va a ser nuestro invitado sorpresa: El viento. Los tres vamos con un objetivo diferente pero con mucha ilusión  de disfrutar de la carrera. Paulatinamente va apareciendo el resto  del grueso del equipo así como muchas caras conocidas que por un lado te ayudan a aumentar un puntito más tu estado de alegría y por otro lado te ayudan a soltar los nervios.
A las 10 de la mañana tras la llegada de los últimos rezagados tocaba la foto de rigor de SDKORRIKAZALEAK, intercambiar las últimas impresiones con los demás compañeros y centrarse en la carrera para hacer el correspondiente calentamiento y ponerse en línea de salida.

Pasadas las 10:30 de la mañana se daba el pistoletazo de salida y yo me encontraba en primera línea con el objetivo de no sufrir tapón alguno. Una vez empezada la carrera las sonrisas desaparecieron y las caras de sufrimiento fueron el denominador común de la mayoría de los corredores. El fuerte desnivel positivo inicial iba poniendo a cada uno en su sitio ya que la dureza era considerable.
Pasado el primer km me alcanza Pablo y veo a Sébastien unos metros por delante de mí. Intento durante unos minutos alcanzarlo pero ceso en el empeño… juega en otra liga.
Llegado el km 3.5 tomamos una pista a mano izquierda para dejar las rampas de asfalto y seguir con una serie de toboganes que nos conducen a  otra pista de asfalto que nos deja a los pies del Eretza km 7.5.  En ese momento he perdido ya contacto visual con Sébastien y tengo un minutillo de ventaja con Pablo.  Tras bordear por una zona pistera  nos plantamos de nuevo al pie del Eretza  con 3 kms de bajada por delante donde pico algún km por debajo de 4:00.  Es sobre el km 12 donde Pablo me alcanza y prosigue su camino sin tener yo ese puntito necesario para poder acompañarle.
A partir de ahí nos encontramos con varios kms bastante correderos que nos llevan a una pista donde bordeamos el apuko para afrontar la subida del mismo. Es en esa subida al Apuko  cuando más fuerte notamos las rachas del viento hasta el punto de desequilibrar a más de uno.  La bajada de la pala del Apuko la hago con cierto respeto si bien es cierto que no me guardo nada.  Allá a lo lejos veo a Pablo y más tarde le pasaría a Lavega lo mismo conmigo.

Una vez bajada la pala pongo el piloto automático, intento subir un puntito más y sobre todo voy con cierta precaución para no estropear el final de carrera. Enfilo mi llegada entre los ánimos de un amigo y giro a la derecha para encarar la entrada final  a meta ciertamente emocionado agarrando a mi hijo Oier de la mano y con la certeza absoluta de que si quieres puedes.  Allí me esperaba el bueno de Pablo para darnos la enhorabuena.

A nivel personal veo que los entrenamientos previos por esas rampas surtieron efecto y desde el primer metro puse un ritmo exigente picando cada km de subida al ritmo objetivo establecido. Una vez que el terreno se suavizó me noté falto de la chispa necesario para haber podido rodar mejor.  A final el 103º con  2h:11… dos minutos por encima de mi mmp allá por 2017. Tremendamente contento cuando hace apenas un año y tres meses me operaron de rotura de ligamento cruzado anterior y menisco.

Respecto a los demás compañeros de Korrikazaleak  dar la enhorabuena a todos y cada uno de ellos y destacar el carrerón de Ander Munguira 15º  con 1h:52,  de Sébastien 78º con 2h:06, de Pablo 88º con 2h:09, Lavega el 114º con  2h:13, Iker 2h18,  Iván el 169º con 2h:19, Jonathan el 313º con 2h:36, Aingeru el 382º con 2h:45 y  Ander el 402º con 2h:48.
Una vez duchados tuvimos un tercer tiempo inmejorable entre compañeros de Korrikazaleak y antiguos compañeros y amigos de Euskaldunon Txokoa ( Jorge y Jose). Una vez reunidos en la comida del frontón con nuestras  familias respectivas tanto Jonathan, Aingeru como yo (cerveza y plato de costilla en mano) sólo teníamos una cosa clara…. «El año que viene volvemos».
ÁUPA KORRIKAZALEAK!
Por Roberto Bargueiras

You may also like...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: